Diagnóstico del cáncer vaginal

Evaluar a mujeres sanas para el cáncer vaginal

El cáncer vaginal a veces se encuentra durante un examen pélvico de rutina antes de que los signos y síntomas se hacen evidentes.

Durante un examen pélvico, el médico inspecciona cuidadosamente los genitales externos, y luego inserta dos dedos de una mano en la vagina y al mismo tiempo presiona la otra mano sobre el abdomen para sentir el útero y los ovarios. También inserta un dispositivo llamado espéculo dentro de la vagina. El espéculo abre el canal vaginal para que el médico pueda revisar su vagina y el cuello uterino para detectar anomalías.

Su médico también puede hacer una prueba de Papanicolaou. Las pruebas de Papanicolaou se utilizan por lo general para detectar el cáncer de cuello de útero, pero a veces las células de cáncer vaginal se pueden detectar en una prueba de Papanicolaou.

Con qué frecuencia usted se somete a estas pruebas de detección depende de sus factores de riesgo para el cáncer y si usted ha tenido pruebas de Papanicolaou anormales en el pasado. Hable con su médico acerca de la frecuencia con la que debe tener estos exámenes de salud.

Exámenes para diagnosticar el cáncer de vagina

El médico puede llevar a cabo un examen pélvico y una prueba de Papanicolaou para detectar anomalías que pueden indicar cáncer vaginal. Sobre la base de esos resultados, el médico puede llevar a cabo otros procedimientos para determinar si usted tiene cáncer vaginal, tales como:

  • Inspección de la vagina con un instrumento de aumento. La colposcopia es un examen de la vagina con un instrumento de aumento iluminado especial, llamado colposcopio. La colposcopia le permite a su médico para ampliar la superficie de su vagina para ver cualquier área de células anormales.
  • Extracción de una muestra de tejido vaginal para su examen. La biopsia es un procedimiento para extraer una muestra del tejido sospechoso para detectar si existen células cancerosas. El médico puede tomar una biopsia de tejido durante un examen de colposcopia. El médico envía la muestra de tejido a un laboratorio para su análisis.

Puesta en escena

Una vez que el médico diagnostica el cáncer vaginal, se tomarán las medidas necesarias para determinar la extensión del cáncer – un proceso llamado estadificación. La etapa de su cáncer ayuda al médico a decidir qué tratamientos son adecuados para usted. Con el fin de determinar la etapa de su cáncer, el médico podría utilizar:

  • Pruebas de imagen. El médico puede ordenar pruebas de imagen para determinar si el cáncer se ha diseminado. Las pruebas de imagen pueden incluir radiografías, tomografía computarizada (TC), resonancia magnética (RM) o la tomografía por emisión de positrones (PET).
  • Pequeñas cámaras para ver el interior de su cuerpo. Los procedimientos que utilizan pequeñas cámaras para ver el interior de su cuerpo pueden ayudar a su médico a determinar si el cáncer se ha extendido a ciertas zonas. Las cámaras ayudan a su médico a ver el interior de la vejiga (cistoscopia) y el recto (proctoscopia).

Una vez que el médico determina la extensión de su cáncer, se le asigna un escenario. Las etapas del cáncer vaginal son:

  • Etapa I. El cáncer es limitado a la pared vaginal.
  • Etapa II. El cáncer se ha diseminado a los tejidos al lado de su vagina.
  • Estadio III. El cáncer se ha propagado más en la pelvis.
  • Estadio IVA. El cáncer se ha propagado a áreas cercanas, como la vejiga o el recto.
  • Estadio IVB. El cáncer se ha propagado a áreas fuera de la vagina, como su hígado.