Diagnóstico del cáncer de pene

Su médico de cabecera lo examinará y lo derivará a un especialista del hospital para el asesoramiento de expertos y el tratamiento.

El especialista examinará la totalidad del pene y de la ingle para sentir cualquier hinchazón. Para hacer un diagnóstico con certeza, el especialista puede tomar una muestra de tejido (biopsia) de cualquier área adolorida o anormal en el pene. Esto se hace bajo anestesia (local o general) para que el procedimiento sea indoloro. Las biopsias se examinan bajo un microscopio por un patólogo (un médico que se especializa en el examen de los tejidos).

Si la biopsia muestra que usted tiene cáncer de pene, el médico lo remite a un centro especializado. Esto puede ser una cierta distancia de su casa y el hospital local.

Los médicos del centro suelen hacer algunas pruebas adicionales para comprobar si el cáncer se ha diseminado. Los resultados de estas pruebas ayudarán al especialista para decidir sobre el mejor tipo de tratamiento para usted.

Tomografía computarizada

La tomografía computarizada toma una serie de radiografías que forman una imagen tridimensional del interior del cuerpo. Este examen es indoloro y toma 10-15 minutos. Las tomografías computarizadas usan una pequeña cantidad de radiación. Se le pedirá que no coma ni beba nada durante al menos cuatro horas antes de la exploración.

Se le puede dar una bebida o inyección de un colorante, que permite que áreas particulares se vean con más claridad. Es importante informar a su médico si usted es alérgico al yodo o tiene asma, ya que podría tener una reacción más grave a la inyección.

Biopsia de ganglios linfáticos

El cáncer puede propagarse en el cuerpo, ya sea en el torrente sanguíneo o a través del sistema linfático. El sistema linfático es parte de la defensa del cuerpo contra las infecciones y las enfermedades. El sistema se compone de una red de ganglios linfáticos, que están unidos por conductos finas que contienen el líquido linfático.

Si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos en la ingle, pueden estar agrandados. Sin embargo, estas glándulas también pueden aumentar de tamaño debido a las infecciones. Si usted tiene cualquiera de los ganglios linfáticos agrandados en la ingle, el médico puede colocar una aguja dentro del nódulo para obtener una muestra de células (biopsia). Esto es para ver si la hinchazón se debe a cáncer.

Aun cuando las glándulas en la ingle, no se amplían, su médico podría querer hacer una biopsia. Esto suele suceder si la información de otras pruebas muestran que hay una alta probabilidad de que el cáncer podría haberse propagado a nivel microscópico. En estas situaciones, la biopsia implicará la eliminación de uno o más ganglios linfáticos. Un patólogo examinará los nodos para los rastros de cáncer.

Hay dos formas de hacer este tipo de biopsia:

  • Disección de la ingle. Este procedimiento también se llama una disección de los ganglios linfáticos inguinales. Durante esta operación, el cirujano retira una selección de los ganglios linfáticos de uno o ambos lados de la ingle.
  • Biopsia del ganglio linfático centinela. Durante este procedimiento, el cirujano inyecta una mezcla de un colorante azul y un débil sustancia radiactiva dentro de la zona de la biopsia. La mezcla fluye a lo largo de los mismos canales linfáticos que las células cancerosas son propensos a propagarse. Es absorbido por el primer ganglio linfático que las células cancerosas son más probable que se extienda desde el cáncer primario en el pene. Con la ayuda de un escáner, el cirujano puede entonces identificar el ganglio linfático afectado y retirarlo. Su médico le puede dar información más detallada acerca de este procedimiento.